La producción de vivienda en Barcelona sigue estancada

<![CDATA[

Todas las administraciones y partidos políticos han convertido la necesidad de producir vivienda asequible en un mantra. Sin embargo, en Barcelona, una de las ciudades donde más se ha agravado el problema acceso a la vivienda, la construcción residencial –la pública y, sobre todo, la privada– lleva años estancada. En el 2023, el número de pisos iniciados en la ciudad se redujo prácticamente a la mitad respecto al 2022 –que tampoco fue precisamente un año de mucha actividad– y el 2024 no va camino de marcar una recuperación. Según los datos del Colegio de Aparejadores que han servido de base para un estudio pormenorizado elaborado por la Oficina Municipal de Datos del Ayuntamiento, en el primer trimestre únicamente se visaron 281 viviendas, un 1,4% menos que en el mismo período del 2023.

Seguir leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *