Dolors, la abuela centenaria de ‘La Vanguardia’

<![CDATA[

“Todos los días, desde siempre, el abuelo y la abuela, suscriptores de La Vanguardia, hasta el final, leían el diario, y la iaia Mari, en los últimos tiempos, con una lupa”, explica Mònica Gálvez, una de sus nietas.  “Cuando venía a vernos se traía su carnet de suscriptora y le íbamos a comprar cada mañana el periódico. Es algo que iba con ella. La recuerdo siempre desayunar con La Vanguardia”, recuerda.

Seguir leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *